arte

Me gustaría diferenciar el poder terapéutico que tiene la práctica del arte por sí misma de lo que sería el arteterapia. La práctica de alguna actividad artística tiene efectos terapéuticos en quien la realiza puesto que es una herramienta que facilita la expresión de emociones, la comunicación, el aumento de la autoestima, la conexión con la energía creativa, etc. También es una herramienta de toma de conciencia de uno mismo, puesto que “no vemos lo que es, sino lo que somos”. La mirada siempre es una proyección de uno mismo, tanto en lo que elegimos como observadores, como lo que producimos como creadores. Mi enfoque como docente es acompañar al alumno en este proceso de encuentro consigo mismo a través del desarrollo de su lenguaje, concepto y estética.
El arteterapia utiliza los medios artísticos como herramientas en el proceso terapéutico. En una sesión de arteterapia la expresión artística ayuda a dar forma a sentimientos que de otra manera se resistirían a una traducción verbal, facilitando una conexión más directa y menos censurada con el inconsciente. La diferencia con la creación de arte en contextos educativos radica en que en el arteterapia el foco está puesto en el proceso terapéutico, no en la producción de obra y la sesión es realizada por un terapeuta. No se analizan ni juzgan las obras en términos estéticos, sino que se utilizan como herramientas para la toma de conciencia de procesos internos.
sobre mi
enfoque
actividades
experiencias
contacto
objetivo
beatriz m barrio